Compara Productos, Tiendas y Precios

lunes, octubre 26, 2009

Bolívar, el de la tele (El otro lado)

Gustavo Bolívar es el guionista de éxito de la tele nacional porque sabe de qué está hecha el alma popular.

Cuando Bolívar llegó con Pandillas, guerra y paz, lo miraron como un escritor para colorear la pantalla de la mañana o la tarde; un talento que produce rating pero no prestigia la pantalla con sus discursos. Luego publicó Sin tetas no hay paraíso y le dieron duro por intentar ser escritor de literatura cuando era un guionista de televisión. Y la industria de la ficción televisiva andaba de mal en peor, no le pegaba a una historia de memoria colectiva. Eso sí abundaban los reyes del verseo. Entonces vino Sin tetas no hay paraíso en televisión y la rompió en rating y en versiones internacionales. Ahora somos reconocidos por esa historia en el mundo.

Bolívar llegó con otra contundencia narrativa, una más de acción y sabor popular. Y reconoció la marca colombiana: el descaro moral de una sociedad de todo por la plata. Entonces todos querían con Bolívar, quien se convirtió en el libertador de la ficción nacional en nombre del pueblo. Bolívar tiene rating con El Capo y Pandillas, guerra y paz en el Canal RCN y con Los Victorinos en Telemundo Miami. ¿Cuál es su éxito?

Bolívar entendió que la televisión es un relato popular que exige "pueblo" y requiere historias que generen la identificación de los televidentes. Comprendió que el sueño de lo popular en nuestra sociedad de mercado es solo uno: salir de pobre cómo sea y lucir sin pena lo que se es a punta de billete. Y de eso hablan las obras de Bolívar.

No le dio pena entender que donde los ricos y culturosos ven perversión, la gente vivencia salvación, estilo, modo de estar con dignidad en el mundo. Así, Bolívar le pone grasita a sus obras, las hace lucir como de todos los días, les quita el juicio moral y las envuelve en sabiduría de los de abajo, en virtud del que sobrevive.

Bolívar, el de la tele, es exitoso porque le metió pueblo a la pantalla, lo mismo hizo Juanes con la música y Uribe con la política. Simple, para tener rating hay que conocer cómo venimos siendo y de qué estamos hechos; ese es el encanto.

ÓMAR RINCÓN
Columnista de TV
orincon61@hotmail.com

ELTIEMPO.COM

1 comentario:

Tercer Canal dijo...

Es bueno que nos reconozcan por el talento, pero sin darnos cuenta esas producciones nos ayudar a reforzar la imagen de narcotraficantes.

Anuncio provido por BuscaPé