Compara Productos, Tiendas y Precios

lunes, noviembre 02, 2009

Ayyy qué dolor de Tv

EL OTRO LADO: Columna del crítico de televisión Omar Rincón

Si usted llega a su casa, digamos que a las 6, y prende la tele para desenchufarse de la realidad, encuentra que Tu voz Stéreo son historias de maltrato psicológico y físico; pasa al noticiero en cualquier canal y son noticias de abuso, peliadera entre políticos, cinismo de corruptos, exceso de violencia carnal y malhabla deportiva; y llegan las telenovelas y encuentra que en un canal matan porque sí y porque no y porque "¿qué le pasa gurropleto, gusámpiro, chichipato, enclenque, curripeto?"; en el otro canal, a las hembras se las acuestan por plata, lo dan por plata, las matan por plata... uyyy cómo maltratan a las mujeres en esta cosa llamada Las muñecas de la mafia, y luego va y ve Las detectivas y otra vez un cafre seduce y mata, y una buenona lo da y mata en simultáneo; y pasa a El capo y se ultraja porque sí y se mata porque no y se corrompe porque ya.

¡Ayyy qué dolor. Y lo peor o lo mejor es que tienen rating y los canales dicen hacer todo esto porque están comprometidos con la "formación de valores de identidad y ciudadanía y familia". Y va a uno a ver y tal vez sí es cierto. Forman a los colombianos en cuanto muestran un espejo de lo que somos: una sociedad del maltrato. Pause un poquito lo que ve y oye y verá que no hacemos 'más naaa'. Los políticos maltratan el lenguaje, la ética, lo público, la dignidad, los dineros de todo, la inteligencia cotidiana.

Por eso el noticiero es el programa más violento que tenemos. Los gobernantes maltratan a quien no piensa como ellos. Los papás maltratan a sus hijos. Los hijos maltratan a sus padres. Los profesores viven maltratando. Y así surge ese círculo increíble de "pa' gamín, gamín y medio". Y nadie se deja. Todos entramos "armados", pero no de argumentos o razones sino de madrazos y malaleche a las conversas, a la vida diaria, al gozar. Y tal vez por esto estamos ante una televisión tan maltratadora. Pero, señores de los canales, ustedes que dicen apostar por los "valores de familia..." no les parece que se les está yendo la mano. Miren un capítulo de Pandillasy verá que no es tan sano ser tan excesivos con lo cafre. Miren un capítulo de Las muñecas y verá que hay un exceso de ultraje con las mujeres que uno queda medio en shock.

Miren y pausen e intenten pensar más allá del "así somos y qué le vamos a hacer". Pero no solo deben ser los canales, sino los periodistas, y los políticos, y los gobernantes. En Colombia llegamos a un punto en que ya no es asunto de gané y qué, o de tengo rating y qué, ni de no infringí la ley. El asunto en TV y en la realidad es de ética y ciudadanía. Y ahí estamos perdiendo el partido y nos hemos vuelto un país de hampones. ¡Perdón por la homilía!

orincon61@hotmail.com

1 comentario:

Tercer Canal dijo...

Eso es cierto, no podemo seguir legalizando mendiante la televisión formas ilegales de vida

Anuncio provido por BuscaPé